jueves, 28 de marzo de 2013

Sintiéndome agradecida.

¿Somos agradecidos? ¿Cuantas veces damos las gracias al día y por qué motivos?

Normalmente damos la gracias varias veces al día pero casi siempre lo hacemos como un cumplido, es decir, sin sentirnos agradecidos realmente, sin ser conscientes y sin ser sinceros. Lo solemos hacer como una norma de la sociedad. Yo invito a saltarse esta norma. Y dar las gracias cuando lo hagamos " de verdad".

Cuando somos capaces de alcanzar el estado de conciencia necesario nos sentimos agradecidos desde nuestro interior y no sólo desde nuestra palabra. Sentimos el amor por los demás y el que nos dan los demás, entonces damos gracias a las personas que nos ayudan y damos gracias a la vida.

Un ejercicio que hago cada mañana es "dar las gracias" cuando me despierto comienzo a sentirme agradecida por todo lo que tengo y por lo que soy. Desde un estado de consciencia, se que tengo a personas que me quieren, un techo donde cobijarme, etc pero además tengo mi cuerpo, con todos mis órganos, y mi mente y mi corazón, todo esto me hace ser yo, con mis defectos y mis virtudes, soy mi ser, y eso es maravilloso. Al acostarme vuelvo a hacer el mismo ejercicio y le añado el agradecimiento por lo aprendido en ese día. He tomado conciencia por lo que puedo valorar.

Es importante dar las gracias a las personas que hacen algo por nosotros, porque partimos de que nadie tiene tiene obligación de hacer nada por nosotros. Nadie. La gente que hace algo por nosotros lo hace porque quiere. Entonces démosle las gracias ya que las palabras producen emociones en los que las dicen y en los que las reciben. La gratitud ayuda a generar y reforzar los vínculos relacionales. Habla Ovidio Peñalver en su libro "emociones colectivas" que dar las gracias tiene una "influencia recíproca", es decir, que es buena para ambas partes.

Es un placer sentirse agradecido, te das así cuenta de muchos detalles que te hacen sentir bien.

Hay algunas personas a las que les cuesta un poco dar las gracias, quizás por falta de costumbre o porque sólo las dejan para ocasioes especiales. Las costumbres se pueden cambiar, es sólo cuestión de actitud y ocasiones especiales son todas ya que cada día es un regalo, si alguien ha hecho aunque sea un pequeño gesto por mí, ya es importante por lo que me siento agradecida. Además si damos las gracias sinceras probablemente estemos animando a esa persona a seguir haciendo cosas como esa que nos ha agradado.

Incorporar el agradecimiento en nuestras vidas es un hábito muy saludable, es más fácil hacerlo si estamos en el presente, conscientes de nuestras vidas.Hay montones de ocasiones en nuestro día a día para sentirnos agradecidos y para dar las gracias, seamos capaces de verlas.

GRACIAS.


Desde el respeto, gracias por leerme.

Espero que encuentres lo que buscas.